METALES QUE TRABAJAMOS

COBRE

El cobre es un metal no ferroso altamente conductor y duradero, utilizado en cables eléctricos, electrónica y más. Su reciclado es eficiente y sostenible, reduciendo la necesidad de extracción. Se recoge, clasifica y procesa para eliminar impurezas. Luego se funde y refina para crear nuevo cobre o aleaciones. El reciclado de cobre contribuye a conservar recursos y reducir la huella ambiental.

BRONCE

El bronce es una aleación de cobre y estaño, a veces con otros elementos. Es apreciado por su resistencia y apariencia estética. En el reciclado del bronce, se recogen objetos de bronce, se clasifican y separan de otros materiales. Luego se funden para separar los componentes y se purifica para eliminar impurezas. Este proceso reduce la necesidad de extracción y ahorra energía, siendo beneficioso tanto económica como ambientalmente.

ALUMINIO

El aluminio es un metal ligero y resistente, ampliamente utilizado en envases, construcción y transporte. Su reciclado es eficiente y energéticamente rentable. Se recolecta y clasifica, luego se derrite para formar lingotes o productos. El proceso de reciclado del aluminio consume menos energía que la producción primaria, lo que reduce emisiones y preserva recursos. El reciclaje del aluminio contribuye significativamente a la sostenibilidad y a la conservación del medio ambiente.

LATAS

Contamos con dos prensas ubicadas en nuestras sucursales, en las cuales luego de un proceso de limpieza y selección, se compactan en cubos de 20 kg aproximadamente, para reducir volúmenes y maximizar el poder de traslado y luego reciclado de las mismas.

PLOMO

El plomo es un metal pesado que se usa en baterías, tuberías y otros productos. Su reciclado es importante debido a sus efectos ambientales negativos. Se recolecta y se somete a un proceso de fusión para separar las impurezas y los materiales no deseados. Luego se moldea en lingotes para su reutilización en nuevos productos. El reciclado de plomo reduce la necesidad de extracción y minimiza la liberación de contaminantes, protegiendo así la salud pública y el ecosistema.

BATERÍAS

El reciclaje de baterías de autos, tanto gel como de moto, es esencial debido a su contenido de metales tóxicos y materiales valiosos. Estas baterías se descomponen en instalaciones especializadas. Se extraen los electrolitos y se recogen los componentes, como plomo, plástico y ácido. El plomo se refina y reutiliza en nuevas baterías, mientras que los plásticos se reciclan. Los electrolitos se neutralizan y gestionan adecuadamente. El reciclado de estas baterías previene la contaminación y aprovecha los recursos, contribuyendo a un entorno más limpio y sostenible.

ACERO INOXIDABLE

El acero inoxidable es una aleación resistente a la corrosión y versátil utilizada en una variedad de aplicaciones industriales y domésticas. En el proceso de reciclaje del acero inoxidable, se recolectan los objetos de acero inoxidable y se clasifican según su tipo y grado. Luego se trituran para reducir su tamaño y se funden en hornos a altas temperaturas. Una vez fundido, el acero inoxidable reciclado se moldea en lingotes o se utiliza directamente para fabricar nuevos productos. El reciclado del acero inoxidable ahorra energía y recursos, contribuyendo a la sostenibilidad y reduciendo la necesidad de producción primaria de acero.

BOCHAS DE HELADERA

Las bobinas de heladera, conocidas como serpentines o tubos de refrigeración, son componentes clave en sistemas de refrigeración y aire acondicionado. Contienen refrigerantes que absorben y liberan calor para enfriar o calentar el ambiente. Cuando se reciclan, las bobinas de heladera deben ser desmanteladas en instalaciones adecuadas. Primero, se extraen los gases refrigerantes y se gestionan de manera segura. Luego, los materiales, como el cobre y el aluminio, se recuperan mediante procesos de trituración y separación. Estos materiales reciclados pueden ser reutilizados en la fabricación de nuevos productos, reduciendo la necesidad de extracción de recursos y disminuyendo el impacto ambiental. El reciclaje de bobinas de heladera es esencial para evitar la liberación de refrigerantes y para aprovechar los materiales valiosos presentes en estos componentes.

RADIADORES

Los radiadores de aluminio, bronce y aluminio con cobre son componentes utilizados en sistemas de enfriamiento de vehículos y equipos industriales. Su reciclaje es crucial para reducir residuos y aprovechar los metales valiosos. En el caso de radiadores de aluminio, se desmontan y se separan las partes plásticas y metálicas. Luego, el aluminio se recupera a través de procesos de fundición y refinación. Para radiadores de bronce y aluminio con cobre, se desmontan y se separan los materiales. Los metales como el bronce y el aluminio con cobre se procesan para su reutilización.

El reciclaje de estos radiadores contribuye a la conservación de recursos, la reducción de la necesidad de extracción y la disminución del impacto ambiental. Además, el reciclaje adecuado ayuda a evitar la dispersión de materiales contaminantes y contribuye a una cadena de suministro más sostenible para la industria metalúrgica.

Sobre Nosotros

En Metales Paraná nos especializamos en la compra de metales no ferrosos. Entendemos las necesidades específicas de los chatarreros y comerciantes, por eso creamos un sistema de negocios confiable y eficiente. Nuestro objetivo es ayudarte a convertir tus metales en ganancias reales.

Tu destino para convertir metales en ganancias reales